miércoles, 18 de mayo de 2011

KILÓMETRO 0



Políticamente incorrecto repetir ahora las palabras de CHURCHILL: "la democracia es un mal sistema, pero es el menos malo de los que conozco". Se refería como es lógico a la democracia basda en los partidos y con una ley electoral tan atroz como la que tenía y mantiene el Reíno Unido.

Yo no estuve en París en Mayo de 1968. Tenía 17 años, y no eran tiempos propicios para que un hijo de la clase trabajadora hiciera turismo. Tampoco noté Mayo de 1968 en las calles de aquella todavía rancia Salamanca, animada aquel verano por una pléyade de ninfas californianas de los cursos de verano de la Universidad charra. Tengo un recuerdo vago de los telediarios en blanco y negro, haciéndose eco del caos parisino, regodeándose aquel franquismo final de las desgracias del gallo galo. ¿Estaba ya Cebrián en la TVE de entonces?. Sólo cuando llegué a la Facultad de Filosofía y Letras ( la de Medicina estaba en otro mundo ), en el curso de 1969, supe que aquello había sido importante y que merecíamos ser punta de lanza de una situación similar en España. Únicamente logré ser compañero de viaje - y pagafantas - del PCE en las luchas universitarias que se fraguaron ya en 1970. Aquella experiencia, me dejó un poso amargo, que sin embargo fui capaz de perdonar en 1974 cuando me integré formalmente en el PCE, para darme cuenta no demasiado tarde de que era otro esfuerzo baldío ( la pereza me llevó a dejarlo en hora tan tardía como 1992 ). Mayo del 68, aquellas protestas contra la Guerra del Vietnam,el movimiento negro ( sí, negro, dada de memeces afroamericanas), los macroconciertos, aquella música, ha sido el referente de toda una generación. Logró un objetivo, sin duda: libertad sexual, sobre todo para la mujer - ahora pienso más que por los anticonceptivos que por otra cosa-, capacidad para romper los rígidos moldes de vestimenta y comportamiento,una visión nueva de la capacidad individual de ejercer la libertad, que logró sacar a las minorías de su marginalidad . En Francia, y por extensión en Europa ( cuando Francia estornuda...), una ampliación del "estado del bienestar", muy parecido al que siguió al triunfo del Frente Popular en 1936. ¿Como se consiguió?. Cuando al movimiento estudiantil, se unió el movimiento obrero, todavía con un referente en la Revolución de Octubre, y con las divisiones soviéticas aparcadas en el Elba. El triunfo de aquellos días de Mayo, tuvo un ingrediente agridulce: ampliación de libertades individuales; incremento del estado del bienestar; incapacidad de romper la dinámica capitalista y el sistema de democracia formal. Se apagaron los fastos anarcoides, la arena siguió debajo de los adoquines de París, y a cuenta de pedir lo imposible, todos ( mejor muchos ) acabamos deseando una vida placenteramente burguesa, cuajada de vez en cuando de alguna aventura sexual que nos decidiera a ser el "monógamo imperfecto" del que habla la antropología. Aprendimos que los vinos tenían añada, y ahi terminó el impulso. Orgullosos porque los individuos eran mas libres, pero prepotentes en la creencia de que se había cambiado el mundo. Se leyó mucho a Marx, pero se le aplicó poco. Acabó siendo un icono detrás las puertas, compartiendo espacio y ruína con el Che y los posters del Guernica. Para poco informados, las estanterías de la Librería Cervantes estaba infestada de libros de todos los teóricos marxistas imaginables, libros que ahora veo en las almonedas a 2 € si te llevas tres ( suelen estar en bastante ben estado, lo que quiere decir que los utilizamos poco ).

No estaré en Sol en este Mayo de 2011. Y no porque considere que la clase política española no merezca el coscorrón, el garrotazo de algo mas que nuestra indiferencia. Son conocidas mis ideas a través de estos pots. No estaré, simplemente porque no creo que los jóvenes y menos jóvenes que ocupan ese Kilómetro 0, estén dispuestos realmente a dar algo importante por cambiar la sociedad. "No basta con entender el mundo, se trata de modificarlo" era la frase marxista que repetíamos como un mantra, confiados en la posibilidad de la imaginación ( al poder ). Discusiones eternas, asambleas mañana y noche, transversalidad en la que caben los antitaurinos, con los protectores de Bildu ( como si fuese una especie en extinción ), la misma melange que luchaba por besarse en público sin castigo, enseñar las bragas, dejarse los oídos escuchando a Hendrix, volar con la "maría", a la vez que otros al lado decidían que el orden capitalista había fenecido y que la autogestión era posible, otra vez los socialistas utópicos.Las distitnas Brigadas, Rojas o Negras, fueron hijas de aquella frustración. La vinculación de la clase obrera al movimiento, fue lo que animó a De Gaulle a humillarse ante Massu - el argelino - ante la posibilidad de tener que llevar los tanques a los Campos Elíseos, como si aquel Mayo pudiera ser la repetición de la Comuna.
¿Dónde está la clase obrera en este Mayo de 2011?. En sus despachos, con sus subvenciones, tan cerca de los políticos que se confunden con ellos. El partido político de izquierdas, presuntamente dirigente, está en el Gobierno, deseando vampirizar votos de unos jóvenes y no tan jóvenes que identifiquen sus problemas con esa derecha extrema que se a convertido en la esterotipia verbal que tapa todos los pecados de la presunta izquierda que nos ha empujado al drama económico que vivimos. La otra izquierda, esa IU que hace unos días definía como carroñera, hace un esfuerzo ímprobo por asimilarse a todo ese conjunto que ocupa el Kilómetro 0, no tanto para cambiar la sociedad, sino para ocupar cuotas de poder, como ha demostrado el ejercicio que ha hecho del mismo en los ayuntamientos de Andalucía, o hizo en los gobiernos del País Vasco, de Cataluña o de Baleares ( con algún acierto todo hay que decirlo en matería de vivienda en el País Vasco ).
Kilómetro 0, de ese Madrid que ya no es rompeolas de todas las Españas, convertidas en la rebatiña de 17 autonomías y 2 ciudades autónomas. Puerta del Sol, galdosiana, republicana por accidente ( el "seguro que nos fusilan" de Azaña, 15 de Abril, aquella derecha de la derecha que les abrió las puertas de la Casa de Correos ),lugar donde se enterrarán las ilusiones de algunos y se satisfarán las ambiciones de otros. Eco mediático, mucha, mucha energía en la red. ¿Flatulencia, en las palabras de RAUL DEL POZO?.

7 comentarios:

J.T. Andreu dijo...

La primera mitad de tu comentario, Miguel Ángel, me ha hecho retroceder en el tiempo, como en aquélla peli de la máquina, y me has hecho recordar tiempos pasados, tiempos jóvenes llenos de energía y rebeldes con lo que había. Yo lo pasé de puertas adentro, sin esa extraordinaria experiencia tuya, por circunstancias familiares que bien sabes. Entre ellas está que no podíamos, mis hermanos y yo, opinar de ciertas cosas en público ni hacernos notar por eso de haber tenido un padre rojo, y además refugiado en Argelés. Pero nos comíamos la rabia por dentro sin poder hacer nada. Pero sí. Se hablaba mucho y se hacía poco. Tal vez fuera por la constante actividad de la BPS y de sus espías introducidos en las clases como alumnos, o por el miedo a ser detenidos y que te hicieran vete a saber lo qué, o porque hacía falta mucho valor para enfrentarte a un régimen tan monolítico en sus estructuras como fanático en sus ideas. Yo admiraba a los que, como tú, se atrevían a dar la cara por todos nosotros. Es algo que nunca puede olvidarse.
La segunda parte me ha sorprendido, porque ayer mismo se lo comentaba a Ana, mi hija, casi en parecidos términos a los usados por tí. Ana tiene dos ciclos superiores, de diseño publicitario y de imagen, además de educación infantil. Los únicos trabajos que le han salido desde que tiene 18 años son de camarera ( en el que continúa) y de vendedora en una tienda de ropa (que acaban de contratarla).¿No es vergonzoso que jóvenes como ella tengan que trabajar de esa manera?. Y menos mal que tiene trabajo aunque sea de eso, como ella dice. Otros se tiene que ir fuera. Ella dice que se tenían que marchar todos (ya han empezado a hacerlo). A ver si los políticos se dan cuenta y reaccionan, dice. Pero no creo que por ahí les duela. (Ésto último lo digo yo). Pero siempre me queda una cierta esperanza ... ( pesar de mis años)

Pableras1989 dijo...

Hola Miguel Ángel. Yo tampoco estuve en el kilómetro 0, pero estuve ayer en la plaza del Ayuntamiento de Granada.
Fui porque no pude estar en la manifestación del domingo, y todas las opiniones que escuché de quienes estuvieron allí fueron excelentes: un ejemplo de civismo.
Pues bien, lo sucedido aquí ayer -a diferencia de en otras ciudades- fue un bochornoso espectáculo.
Nada más llegar nos adelantaron que nos iban a dar un "taller" de rebelión pacífica, porque ya se daba por sentado que la policía tendría que intervenir y disolver la concentración.
¿Por qué?
Pues porque dicha concentración era ilegal, al no haber presentado la solicitud previa correspondiente en el Ayuntamiento.
Lo racional, aprovechando que allí estábamos unas 250 personas, hubiera sido planificar una concentración LEGAL a corto plazo, y aprovechar ese tiempo para darle la mayor difusión posible para que asistieran muchas más personas.
Pero no. Se impuso el sentimiento revolucionario sobre la razón, y la asamblea acordó que, a sabiendas de que la concentración era ilegal, y que la policía iba a intervenir, mantenerse allí, y pasó lo que tenía que pasar: la policía hizo su trabajo, mientras algunos fingían y gritaban como si les estuviesen torturando.
En fin, una nueva decepción, y un motivo menos para creer. y cada vez quedan menos

Anónimo dijo...

Pues sí, estoy de acuerdo con usted. El cabreo es comprensible y justificable. Las formas son ... inútiles, en el peor de los casos, ya que para cambiar el mundo hay que actuar, no simplemente protestar. Infantilismo, que es lo que impera hoy en la sociedad: sólo los niños protestan y lloran, los adultos actúan.En el peor de los casos, lo que hay es mucha gente muy bien manipulada, que para eso internet se las pinta sólo, ¿quién convoca? ¿quién o quienes mueven los hilos anónimamente? ¿quién se esconde detrás de los "nicks" en los foros de opinión? Los hechos son que miles de personas, con motivos sobrados, se manifiestan justo, justo, cuatro días antes de las elecciones. Los hechos son que el lunes no quedará nada de esas manifestaciones, ni siquiera un minúsculo movimiento organizado. Y si estos son los hechos, sr. juez, ¿qui prodes? La abstención, que será mucho mayor entre los votantes del psoe. ¿Y a quién beneficiará? En gran parte, al PP. en una pequeña parte, a IU, el tonto útil de esta chiquillada primaveral, que recibirá algunos votos del psoe.

miguel angel de uña dijo...

Querido Teo. Sí el dinero que se utiliza en una administración pública sobredimensionada ( tú y yo somos funcionarios y lo sabemos ), en los cienmil asesores que mantenemos, en los cientos de millones de euros en subvenciones vacías de contenido - salvo para quienes las reciben -, se utilizaran en los emprendedores, en las pequeñas empresas, en investigación aplicada - de verdad, no la universitaria al uso - a un proceso productivo anémico, tu hija no estaría en la situación en que está, los míos con sus carreras universitarias, sus idiomas, etc... no cobrarían lo que cobran. El sistema es un desastre. Utilizado por los políticos españoles actuales, una catástrofe. Un abrazo.

Querido Pablo. Eres muy joven y te queda mucho por ver. Ármate de valor para soportarlo. De todas formas eres un hombre de leyes. Hoy estamos observando una lección práctica de anomia: la ley no se cumple, y los que,tiene que hacerla cumplir, deciden que no se cumpla. ¿En qué papel os dejan a los que amáis a la ley?. Esto es lo que nos toca. Una sociedad banal, dirigida por políticos banales. Espero que el tinglado no se caiga en los próximos 30 años. Después... ¿Cínico?. Sí ( es un poco broma ). Estamos preocupados por los 5000 que están en la Puerta del Sol. Son algunos menos que los qu econsiguen los macrobotellones en Granada. El día 23, acabará todo. La flatulencia ( otra vez). Abrazos.

Estimado Anónimo. Hace unos días colgué un post con título "Carroñeros". Creo que expreso bien mi opinión, acrecentada por la actitud de los cayolaras.Han pasado de alimoches a cóndores andinos ( bolivarianos por supuesto ). Saludos

Espartaco dijo...

Pues sí, estamos de acuerdo en que falta la clase obrera, no sólo sus representantes, también los trabajadores. Quizá por eso fracasará el movimiento pero ello no quiere decir que debamos condenarlo. Todo lo contrario, debemos apoyarlo: es el único viento fresco que ha llegado desde hace décadas.

J.T. Andreu dijo...

A pesar de todo, Miguel Ángel, mi hija está contenta con lo que tiene. ¡Qué remedio!. Imagino que al igual que los tuyos. Eso no quiere decir que no esté indignada. Cabreada, diría yo, aunque no lo expresa porque guarda las energías para otras cosas, y siempre está dispuesta a ayudar al que lo necesita, después de estar en muchas organizaciones altruistas, que dirían ahora. Yo sí que estoy indignado de verdad, porque se van cumpliendo todos los comentarios que hacía a mis compañeros y amigos sobre la crisis que se adivinaba. Era increíble que se pudiean hacer tantas casas, tantas hipotecas, tantos trabajos (aunque fueran por debajo de lo razonablemente económico), tantos préstamos para cualquier bobada o capricho, tantas facilidades de pago, incluso las vacaciones (a pagar en cómodos plazos hasta las vacaciones siguientes), tantos... Y es que hemos gastado por encima de nuestras posibilidades, haciéndo caso a los bancos principalmente, que nos animaban a comprar a crédito con intereses bajísimos y plazos larguísimos. Y no una, sino dos hipotecas a la vez, porque están tan baratas... que también hay para su cuñado, que no puede vivir en esa casa de alquiler. Total, por un poco más... tiene casa propia. Pero hay que conseguir avales, y allí estaban los padres, los abuelos, los tios... Todos en fila a firmar. Sólo es una firma.Pura rutima. No pasa nada. Es por si acaso,pero no se preocupe que mañana valdrámás.Lo vende y ya está. Y ahora todos en la calle por no pagar. La casa se subasta por menos de la mitad y el banco reclama más dinero. Caso real, no inventado, como muchos que habrá en esta vieja piel de toro. También las Administraciones entraban al trapo, y organizaban eventos, exposiciones, ferias, congresos... todo a cargo del ya delgado erario público. Las consecuencias de tanta alegría y derroche están ahí. Soy testigo de ello. Los jóvenes (y no tan jóvenes) mejor formados de la historia reciente de España se sientan a protestar. Y hay todavía personas que les critican. ¿Es que pueden, o les dejan, hacer otra cosa? Tenían que ser más y hacer más.Y meter más ruido, a ver si nos enterábamos todos de una vez de que esto se va a la mierda (con perdón). Un abrazo también para tí y perdona mi cabreo.

miguel angel de uña dijo...

Estimado Espartaco. Habla Ud. de "de el único viento fresco", un céfiro que coloca en los protagonistas del Km0. Ud., buen conocedor de la antigüedad clásica, recuerda la historia que se recoge en La Odisea: "Eolo entregó a Ulises un bolsa con todos los vientos, con el fin de saliera por su boca - dominando su calibre - el viento que les llevara de camino a su deseada Itaca. Los hombres de Ulises, creyendo que en la bolsa se encerraban riquezas sin fin, abrieron el bocal de la bolsa, y se declaró el pandemonium de vientos contrarios, céfiros y ábregos,cierzos y levantes, a que apartaron por muchos años a Ulises de Itaca". Hoy no solo ha bajado la Bolsa. El diferencial con Alemania se ha incrementado un 7% en un solo día. ¡Qué malos son mercados, empeñados en acabar con las esperanzas de los pueblos!.