lunes, 1 de diciembre de 2008

TAPONES

Recuerdo las palabras de MARCELINO IGLESIAS ante la falta de motivación de Francia para mejorar las relaciones viarias con España por Aragón. Eran los momentos de disonancia política entre un AZNAR atrapado por la familiaridad viperina de BUSH, y de un CHIRAC encantando de seguir pregonando la "grandeur" de la inanidad ( como demostró en el conflicto balcánico ). Más o menos IGLESIAS vino a decir que "dadas las malas relaciones entre España y Francia, era lógico el parón de las comunicaciones por el Pirineo Central" y que ese tapón se descorcharía cuando ZP llegara a la Moncloa, dada la sintonía con la política exterior francesa. ZP llegó a la Moncloa, y el tapon sigue en el mismo sitio, sin interés ninguno por Francia de ir más allá de estudios técnicos que ponen en ¡ como pronto ! 2025, el paso ferroviario por el eje central del Pirineo y con la carretera del Somport en prácticamente el mismo punto que hace veinte años. Y eso antes de que la crisis comenzará a arrumbar la posibilidad de grandes obras, lo cual nos lleva a.... no soy profeta, pero será difícil que mis ojos vean aparecer un AVE o un TGV por alguno de los túneles pirenaícos. Volver al corazón de Europa no ha servido de momento para que Aragón juege ningún papel en el posible camino. IGLESIAS se va, pero seguro que en su discurso de despedida no habrá una crítica a sus frívolas predicciones, tan electoralistas como erradas.

No tengo claro que haya presumido de profeta sobre el otro tapón de las comunicaciones aragonesas, la autovía Teruel-Cuenca, porque durante todo su mandato ha coincidido con un presidente socialista en Castilla - La Mancha y durante los cinco últimos años, MAGDALENA ha campado a sus anchas por los eriales de la España interior ( salvo para Madrid y el Duero, que son enemigos ). Una ruta básica, no sólo para Teruel capital, sino un eje vertebrador de las relaciones entre el Mediterráneo y el Suroccidental de la Península. Una de aquellos hilos de la red que reinvidicaba MARAGALL, tan ayuno de ver el mapa de España como atrevido en sus comentarios, sobre todo sí éstos tenían a "Madrit" como diana. MAGDALENA ha decidido que no, que ese tapón tampoco se se descorchará para hacer un Aragón mas integrado y con menos cul de sac de los que ya sufrimos. Dado que la falta de impulso ha venido del Gobierno de ZP, las críticas han sido menos que moderadas, atemperadas en la profética solución que sin lugar a dudas MORLANS alumbrará.

Por cierto, hoy el Canfranero ha vuelto a descarrilar, con seis, sí, seis pasajeros a bordo. Sé que es políticamente incorrecto. Pero ¿ para cuándo aplicar un poco de racionalidad y cerrar un ferrocarril, mantenido únicamente por el deseo de un prestancia tan baturra como la de la copla?.

3 comentarios:

Espartaco dijo...

Dos aspectos, sobre el canfranero, que se deben conocer. El primero es que la línea no es deficitaria. La mantienen los trenes de mercancías que todos los días bajan desde los silos de Canfranc. Es más, si se reabriese la parte francesa no habría silos en Canfranc y es probable que tuviesemos más trenes de mercancías. Existe una obsesión por identificar ferrocarril con viajeros cuando el papel fundamental debe ser el de las mercancías. Es más, con la renovación del Canfranc o con un nuevo paso jamás tendremos un tren de alta velocidad (a alta velocidad) por imposibilidades físicas. Los porcentajes se miden en milésimas y no los puede superar. Además, por una vía de alta velocidad no pueden viajar mercancías. En definitiva, el tema del Canfranc hay que abordarlo desde las mercancías y no desde los pasajeros. Y debe abordarse como en Suiza donde los camiones de más de 3.500 k. no pueden pasar por las carreteras. Los montan en trenes. Casi nada, es el lugar de encuentro de Italia, Francia, Alemania y Austria. Y esa es la solución que necesita el ferrocarril por el Pirineo.

Con respecto al servicio del ferrocarril a Canfranc para viajeros, efectivamente va poca gente. Porque vive poca gente. Pero también va poca gente en el autobús a muchos pueblos y sin embargo se mantiene la línea subvencionada por la administración autonómica, como el tren. Yo soy partidario de seguir dando servicios a las zonas despobladas (tanto en tren como en autobús) Es posible que otros piensen que esos servicios son caros y que hay que quitarlos. Cómo son estos liberales.

miguel angel de uña dijo...

Un buen liberal, tiene sobre todo sentido común. Expresé mal mi pensamiento, conociendo la discreta rentabilidad del transporte de mercancías por el Canfranero, lo cual lo sigue haciendo un medio adecuado a medio plazo, porque sí los franceses no abren por su lado....y no lo van a hacer, parece evidente. El tema de los pasajeros creo que no tiene un pase, por su falta de sentido económico cuando hay otras alternativas, y sobre todo cuando es mucho menos rápido y como demuestra la experiencia, casi un deporte de riesgo.

churry3 dijo...

Cada vez que Marcelino saca una propuesta a lo grande, lo recuerdo en una función de fin de trimestre allá por el 68 ó 69; estaba él de director de la entrega de premios y entregó una caja inmensa para el último y mas importante; todos expectantes, tuvimos que esperar varias cajas sucesivas como muñecas rusas hasta que salió la parida de rigor. Y así sigue, popular, maniobrero, ganando aliados, sacando humo, prometiendo cajas grandes, pantanos, ferrocarriles, industrias cárnicas, gran escala, retiradas. La fiesta fue un éxito: permanece en mi recuerdo. Sigue dando el pego. No se si en Pont de Suert acabaría el Bachillerato.