martes, 9 de diciembre de 2008

"en mori Cambó"

Tras las explicaciones del mentecato TARDÁ, comienzo a creerme la dificultad intelectual del "primario" representante de la soberanía nacional, que algunos pregonan para explicar sus insuficiencias. Las palabras las carga el diablo, más incluso que las pistolas. Del verbal "en mori Cambó" como traidor a la Cataluya eterna, se pasó a la real caza del burgués catalán en cuanto se rompieron los diques de la racionalidad. CAMBÓ se salvó, y apoyó al bando nacional durante la Guerra Civil, mientras miles de "cambós" eran paseados, encarcelados, despojados, robados entre Tortosa y Portbou. Se empieza gritando y se puede acabar asesinando; se empieza a pedir la muerte simbólica y luego se justifica la muerte en lo real del foso de las cunetas. Ya sé que es un momento diferente y que es difícil, tal vez imposible, que pueda volver a vivirse la situación que propició el "inocente" que " en mori Cambó". Pero mejor no mentar la bicha.

Este es el nivel, Tardá seguirá siendo diputado porque necesita el amplificador del Congreso, y cada vez que abra la boca, tendremos mas razones para recordar aquello de "que tropa". Tardá, el mentecato, y los que le justifican diciendo "y tú mas", que es la única opción posible que deja el sectarismo de la casta política imperante, forman la misma tropa, que hacen de la política un lodazal, en la caben las gafas ahumadas de FABRA, los viajes de BENACH, los "aigas" de Touriño o la corrupción galopante del PP balear o del PSOE andaluz, como apéndices caciquiles de las escasas y torcidas neuronas de la casta política que nos dirige desde la Carrera de S. Jerónimo. Regenración democrática de ética, de estética, pero también de "conocimiento del medio".

1 comentario:

churry3 dijo...

Al Sr. Fraga se le corre la romana.Le aplaudirían si hubiese dicho: “Setdse yutyes menchan fetche dun Tardá”.