domingo, 23 de marzo de 2008

MANTENELLA Y NO ENMEDALLA

En mi profesión, soy Psiquiatra, intentamos comprender los mecanismos íntimos de la conducta de un sujeto. Entender no significa justificar, aunque en ocasiones puedan equivocarse ambas acepciones. Mostrarse "comprensivo", es con frecuencia una especie de justificación de la conducta errada. En su momento quise entender la postura de Aznar respecto a la intervención "anglosajona" en Irak. Quise creer que le animaba la necesidad de colocar a España entre los grandes del mundo, buscando un lugar en alguno de sus exclusivos clubes como el G-7, vacuna ante cualquier riesgo de "balkanización" de nuestro país. Un tanto de "su" patriotismo y no se cuanto de vanidad personal creo que alumbraron aquella foto de las Azores que hubiera sido la guinda a un proyecto de haber salido bien, y que se ha convertido en la pesadilla de un PP incapaz de revolverse contra la sombra de un padre demasiado joven para querer peder el control sobre su criatura. Cinco años mas tarde, el aniversario del inicio de la 2ª Guerra de Irak nos ha traído un caudal de reportajes y de entrevistas. Sesgados los primeros, en un mundo tan polarizado ideológicamente, donde la verdad no oferta tan buenos titulares como la verdad a medias o directamente la mentira. Irak, la totalidad de Irak no es la imagen onfálica del Bagdag de los correponsales de guerra. Respecto a las entrevistas, la prensa española ha descatado como es lógico la hecha por la BBC a Aznar, donde se mantiene en una postura acrítica y seguidista de las consignas de sus socios anglosajones. La comprensión sobre su actitud hace cinco años no puede mantenerse en este momento sin la mínima desaprobación a las presuntas causas que motivaron la intervención y que dejaron sin caudal ético la guerra en la que era más necesario. Tampoco los errores cometidos a posteriori merecen el comentario de Aznar, empecinado en su verdad. La incapacidad del PP para desvincularse de la alargada sombra del quien le llevó a la cumbre, pero también al tránsito del desierto durante los próximos cuatro años, deja de nuevo a sus críticos y a sus enemigos la fértil cosecha de los despropósitos de Aznar. El eufemismo del "jarrón chino" de Nebrera, no es suficiente para mostrar la queja sobre la actitud "intervencionista" de Aznar, dispuesto a jugar el papel de padre espiritual de su partido. La Guerra de Irak nació del asesinato de la verdad, y hay que recordar aquellas palabras proféticas del cínico Telleyrand al dictador en ciermes, Napoleón tras el fusilamiento de Enghien:" mas peligroso que un crimen, es un error". Y añado, sobre todo persistir en él.

1 comentario:

Luri dijo...

Nuevos enlaces sobre la absoluta parálisis de la UPyD en Cataluña, caída en manos de los mayores caraduras y oportunistas.

El no nacionalismo catalán de UPyD

UPyD Cataluña: El Desastre. Raw-Barbat Mix by Pinchadiscos Machambreitor

Si UPyD no arranca en Cataluña, lugar de España donde hay más opresión, el partido entero UPyD es una estafa a todos los ciudadanos españoles, y no sirve para NADA.