domingo, 16 de mayo de 2010

SOBRAN LOS HÉROES

La democracia, para serlo de verdad, tiene que ser aburrida. El liderazgo tiene que ser social y no depositarse en los hombros de una sola persona. Cuando una democracia, hace que a un hombre se le considere esencial para su funcionamiento, está en el camino de su degradación como sistema. Democracias asentadas, como las nórdicas, son ejemplo de lo que digo. ¿Quién tiene en su memoria el nombre del primer ministro sueco, danés, noruego, finés, holandés, islandés?.Incluso el canadiense, el neozelandés o el australiano. No son pueblos oscuros, que merezcan hombres grises, sino pueblos democráticos con líderes que saben acomodarse al papel social que saben les corresponde: no ser demasiado diferents a sus conciudadanos. La diferencia con las democracias "sureñas" es patente: dinastías como las Papandreu o las Karamanlis; histriones como Berlusconi; evanescentes como ZP; incluso lo extendería a napoleones tardíos como Sarkozy y cínicos endiosados como Mitterand.
Las democracias no precisan héroes. Ni en el legislativo, ni en el ejecutivo, y mucho menos en el poder judicial. Cuando un juez alcanza un papel protagonista, como es el desdichado caos del starjuez Garzón, la democracia tiene la firmeza de una gelatina. Y cuando el juez quiere jugar el papel de héroe, aunque ello suponga alinearse con una parte de la sociedad, no sólo hay que criticar al juez y a los que le jalean, sino que hay que empezar a pensar qué tipo de democracia es a la que estamos llegando, y a la que nos están conduciendo algunos políticos y algunos grupos mediáticos. Cada día mas cerca de la bolivariana, y más lejos de la sueca.

3 comentarios:

Espartaco dijo...

Recuerdo un debate que tuvimos sobre el asunto de los líderes en Europa, su necesidad o no y me parece oportuno recordar aquí su opinión de entonces (no tan lejana)

https://www.blogger.com/comment.g?blogID=6418525634012776358&postID=8227288997978552166

Dejo alguna de sus reflexiones al respecto de la creación de Europa (faro de la democracia occidental, ¿no?)

La idea de Europa, siempre reinventada desde Carlomagno, ha precisado en sus momentos creacionales de líderes fuertes ( no tiene que ver con el poder, Spack, De Gasperi...) y de pueblos comprometidos ( los europeos desgarados por la II Guerra Mundial). En este momento, no tenemos ni lo uno, ni lo otro."

O "Quién será capaz de reconocer una foto de Monet, de De Gasperi, de Erhard, de Spack ?. Hombres grises, pequeños burgueses embutidos en sus trajes de tweed. Pero verdaderos líderes intelectuales y morales que pusieron la idea de Europa en el imaginario del corazón del continente."

Yo ya expresé mi opinión sobre los líderes y sobre los caudillos y recuerdo que esas palabras no son mías.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Hola Miguel Angel, 'memocracia' es la palabra que corre por ahí y que resumiría un poco la nuestra. El gobierno de los memos, por los memos y para los memos...y para todos los que estén. Ajo y agua.

miguel angel de uña dijo...

Estimado Espartaco. Sigo haciendo mías mis palabras, de ahora y de entonces. El liderazgo, exigible en cualquier equipo humano, en una democracia tiene que estar alejada del star systems, del cual Garzón no ha dejado de posar en todo tipo de alfombras rojas. Incluso la de los Kirchner. "Dime con quien andas...". Sigo en mi afirmación sobre la inutilidad de los héroes en las democracias asentadas. Ni hombres que vean amanecer, me recuerda demasiado a la lucecita del Pardo. Cuando tantos pierden el sentido común por defenderle, me parece una prueba inequívoca de la debilidad ( y fracaso ) de la democracia en la que creí.