domingo, 2 de mayo de 2010

EL RASGO

Siento tomar como título el magnífico artículo de Castelar, que con su publicación, dio paso a una modificación ( dramática como casi todas ) en la historia de éste - todavía- país. Leánlo si pueden.

Me refiero al rasgo que ha tenido nuestro Gobierno al reducir en 16 millones de euros la carga que la función pública tiene en el defícit público. 16 millones de euros merecen varios minutos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y que la Vicepresidenta primera abandone por un ratito su malencarado gesto de estar riñendo a casi todo el mundo de forma permanente. 16 millones de euros, la gota de agua entre los miles de millones que el Estado suma cada segundo a sus deudas. Si el 1% del PIB son 10.000 millones de euros aproximadamente, el ahorro ha significado exactamente el 0,0016 % del PIB. Creo que es discutible que pueda representar un dato para esbozar ni siquiera la mas leve sonrisa, cuanto mas varios minutos del precioso tiempo de nuestra Vicepresidenta, y las muchas horas de los tantos Subsecretarios de Estado, chalaneando la miserabilidad del rasgo.

La respuesta del Gobierno a la presión de los mercados internacionales ante la imperiosa necesidad de imponer austeridad en los gastos públicos, ha sido contestado con un gesto ridículo. Casi tan ridículo como la aprobación por parte del Senado de su propia ley de lenguas. Los 16 millones llenaron de satisfacción la cara de sota de la Vicepresidenta,Pajín ríe a mandíbula batiente con el parto de su adefesio. De rasgo en rasgo hasta el esperpento.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

KK QLO P2 (porque se me acaban los calificativos)