martes, 6 de mayo de 2008

LA VERDAD

Ajenos a la verdad, nuestros políticos autonómicos, los que mandan, cabalgan en la atroz filología de los leguleyos de nómina. La verdad es la verdad, lo diga Agamenón o su porquero. Es un trasvase, razonable o no, defendible o no, pero un trasvase. Dedicado a mayor gloria de unos políticos, los catalanes, que han dedicado su tiempo y el dinero de los contribuyentes a las musas que habitan el Monseny, y no a solucionar los problemas reales de su conciudadanos, que a fuerza de asentir van camino de convertirse en súbditos ( el 2014 está a la vuelta de la esquina ). TRASVASE, dedicado a los políticos aragoneses que apoyan su falta de vergüenza en fraseología leguleya, incapaces de ser el porquero que exige el falaz discurso de los Agamenones catalanes.
Sí al agua para Barcelona; desprecio para unos políticos que no han sabido preveer su falta; condena para los políticos que prefieren mirar hacia otro lado cuando sus conmilitones mienten.

1 comentario:

churry3 dijo...

"Veritas odium parit" decía Terencio y taducía Fernando de Rojas
"mal me quieren mis comadres porque digo las verdades".
LA VERDAD es que todos somos iguales pero algunos mas iguales que otros y "el que mas chufle capador".Como el que mas chufla es barceloní,para él el agua que diga necesitar.
Pues no,no Sr. De Uña.No al agua para Barcelona. Hasta que no seamos todos iguales de VERDAD.Y podemos empezar cambiando la Ley Electoral como pide su partido.
Un saludo.Hay que prever el futuro y proveerse de razones.