domingo, 3 de octubre de 2010

NUEVOS RICOS

El mal gusto de los nuevos ricos es su seña de identidad: el "haiga" del especulador del franquismo, o el kilométrico transistor niquelado del emigrante que venia de Alemania. Hay que presumir de algo, grande, potente, brillante que oculte la verdadera estatura moral del especulador o el dolor de la emigración. Los nuevos ricos son así, presuntuosos, fatuos y sobre todo ocultadores de alguna miseria íntima que emborrona el brillo de los objetos que exhibe.

Es la sensación que he tenido ante la presunción del ministro D. José Blanco,mostrada ante la próxima inauguración del AVE Madrid - Valencia, jactándose de haber convertido a Madrid en el eje de la mayor concentración de alta velocidad del mundo ( palabras cuasi literales ). Con una red viaria, aparte del AVE, cayéndose en pedazos ( Huesca- Valencia casi cinco horas y media para 400 km., o Madrid_Salamanca casi 150 minutos para 208 km, por hablar de lo que conozco), con una capacidad de tránsito de mercancías por vía férrea del 7% del total, no es el momento de presumir de un medio ferroviario fantástico, pero subvencionado y que priva al resto de la red de la capacidad económica suficiente como para subsistir en algunos casos ( véase la vía de la Plata por ejemplo ), o para anamizarla hasta el punto de que la competitividad de la economía se ve condicionada por ese ridículo porcentaje de transporte ferroviario. Por no hablar de ese trazado digno de un sátrapa para llegar de Madrid a Valencia, gracias a la estupidez que con demasiada frecuencia tiñe nuestro sistema autonómico. D. José Blanco presume de su AVE como el especulador del "haiga" o el emigrante del megatransistor. En tiempos en que mas nos valdría no sólo ser austeros sino parecerlo.

1 comentario:

Jose dijo...

... y mientras tanto,las carreteras y flamantes autovías, que nos han valido un pastón, destrozándose por el contínuo paso de camiones de gran tonelaje (doy fe). ¿No hay otra solución?. Las mercancías también tienen que viajar. Propongo un lema: "Las mercancías también al AVE"