viernes, 16 de julio de 2010

"DECÍAMOS AYER..."

Una semana fuera de España, sin periódicos, sin apenas conectarme a Internet, es poco tiempo para esperar ningún cambio. Pero hundido en la espesura de la Provenza, me despertó el impulso españolista de los gabachos tras el triunfo de la "roja". En un pueblo en el que abundaban los apellidos italianos, de cuarta o quinta generación, tal y como proclamaba la estela de los caídos en la Grande Guerre, los que nos rodeaban gritaron mas que nosotros cuando Iniesta acertó en mandar la pelota baja e imparable. Después los coches con sus bocinas jalearon la victoria de la selección española como si hubiera sido la tricolor. Nunca lo hubiera pensado, pero estaba allí, lo ví y así lo cuento. Los gabachos, me caen mejor desde esa noche mágica.

Vuelvo el mismo día que sigue el debate de la nación. Y no cabe más que recordar a Fray Luis en su fantástica percepción de que nada cambia en este país, en que vale resistir para ganar, se haga lo que se haga, se diga lo que se diga. ZP gana porque sigue, Rajoy gana porque nadie en su entorno le dice las verdades del barquero. Como siempre, ganan los nacionalistas, más Estatuto retorciendo el brazo a la ley; presupuestos a la vista con más autogobierno ( sic )asegurado al PNV ( con la propina de Cajasur para la BBK de lo que no se habló en el debate como es lógico). "Decíamos ayer.." pobre democracia, dispuesta a reírse del millón de unas manifestaciones medidas por Lynce, y comugar el millón de otras medidas por el mismo sistema, a pesar de que no contó mas de 60.000 personas.Era curioso ver las fintas verbales de "El País", el periódico que puso en marcha el sistema para medir las "manis" contra el aborto, y ahora, niega como S. Pedro hasta tres veces en el mismo párrafo, el sistema de medición que publicitó para hablar de la del Estatut. "Decíamos ayer.." que el sectarismo no tiene limite. Entre la conjunción planetaria y el desplante a Kagame, sólo cabe volver a la escatología de aquel Jaimito vergonzante de nuestra infancia. Sólo falta en el panorama nacional ( sic ) el hostal patera de los "liberados" cubanos de los que presume Moratinos, capaz de haber presumido del exilio de Machado de haber estado en el lugar adecuado en el momento adecuado.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Ayer decíamos lo mismo que hoy y que mañana. Que nos vamos a la m...todos juntitos (menos los que deberían irse a la m...)