sábado, 20 de junio de 2009

UNA NUEVA MUERTE, ¿UN TIEMPO NUEVO?

El fascismo cotidiano que tutela la sociedad vasca desde hace treinta años, exige el silencio colectivo, el disimulo de lo que es cada cual y de lo que piensa. Seguir jugando la partida tras el asesinato del colega. De vez en cuando, el lago calmo que instaura el fascismo, exige un latigazo brusco en su superficie que recuerde que hay que seguir callando. Ayer, uno de sus latigazos, añadió una muerte mas a su ya excesiva lista, 865 veces excesiva desde el primer asesinato. Ese latigazo que nos fragiliza y nos endurece a la vez, que nos lleva al inmedito exabrupto que nace de la profundidad de una vivencia democrática, en la que la voz, alzar la voz,es su irrenunciable esencia.
Pero siento que algo ha cambiado. Estaba en una reunión profesional cuando alguien trajo la noticia. Es una situación que desgraciadamente, se ha repetido en varias ocasiones en estos treinta años que llevo en la profesión. Cuando compartías un corrillo con vascos, el silencio era la norma, un silencio ominoso y desesperanzador. Cuando se rompía el escenario, tal vez alguno, sí tenía mucha confianza, hablaba de sus sentimientos. Pero tengo que decir que fueron pocas las ocasiones. Ayer sin embargo, algunos vascos, al enterarse de la noticia, hablaron alto y claro de sus sentimientos, me pareció que sin mirar a su alrededor. Es algo que no sentía desde que se produjo el asesinato de Miguel Ángel Blanco y la reacción popular de los vascos fue esperanzadora, pero agostada en lo inmediato por los políticos, vueltos a sus intereses menos confesables en cuanto las manifestaciones se disolvieron. Ayer asistí con dolor y con esperanza, a un posible tiempo nuevo, la copia de aquello que Fest nos recuerda pudo parar al nazismo: decir "yo no". Pero se necesita una multitud para ello.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes, soy "el tocapelotas":
Contestando a su último comentario: si ustedes quieren verse como un partido de votantes urbanos, ilustrados, de clase media, etc. etc. lo pueden hacer, pero yo no sé en qué se pueden basar para hacer esas afirmaciones. Esa clase de datos no los pueden tener. Y, con todo, si así fuera, no sería nada bueno ni malo. Urbano, ilustrado y de clase media era Hitler, Goebbels y lo eran muchos nazis, por ejemplo. Jiménez Losantos, ya que usted lo nombra, también es una persona muy culta, además de inteligente. Y, ya que lo nombro yo, le diré que sí, yo estoy seguro de que hay votantes de upd que escuchan a Losantos. A los otros que nombra no los conozco.
Y, puestos a generalizar, ¿cómo ven ustedes a los votantes de otros partidos? ¡Sería divertido saberlo! Yo me relaciono mucho con votantes de todos los partidos, menos con gente del psoe, que por alguna razón rara no caen en mi círculo de conocidos...

Respecto al asesinato: creo que hay que darle la importancia que tiene y no más. Para su familia y allegados, una tragedia, por supuesto. Pero para el resto de la sociedad española tiene que ser, simplemente, un delito común, un asesinato, como tantos que ocurren cada semana en España. Trabajo para policía y jueces. Darle más propaganda de la debida es hacerle el juego a los terroristas. Sería bueno que dejáramos ya la retórica de las declaraciones de condena unánimes, del "no vencerán", del "objetivos y víctimas somos todos", etc. porque es eso lo que eta va buscando: repercusión mediática. Y no creo que ya nadie en España necesite más explicaciones ni argumentos sobre qué es eta y por qué no van a conseguir nada.

Anónimo dijo...

"tocapelotas" de nuevo:
mañana, en el Consejo de Dirección, probablemnente tomarán la decisión de expulsar de upd a su amigo Carroquino. Y a otros.
Se atrevieron a pedir listas abiertas en el próximo congreso de upd y, cuando le sancionaron por ello, se atrevió a decir que ya que no habría listas abiertas, propondrían una lista alternativa.
Y ahora... a la calle.
¿Y usted, cómo lo ve?
http://www.estanoeslawebdeupyd.blogspot.com

Anónimo dijo...

Manuel Martín Ferrand, en "Estrella Digital", hoy:
Lo que no tengo tan claro es que los medios informativos y quienes los elaboramos estemos a la altura de las circunstancias. Nos hemos habituado, tras muchas décadas de tan lamentables acontecimientos y nueve centenares de víctimas, a elaborar la información que se corresponde con las actuaciones delictivas de la banda sobre un principio de acción-reacción. El despliegue informativo ha llegado a ser, estrictamente, proporcional a la gravedad de cada atentado terrorista, y ello genera un efecto amplificador del terror que pretenden.
Es incuestionable, y constitucional, el derecho que tienen los ciudadanos a recibir información veraz de todo cuanto ocurre en nuestro entorno; pero, ¿también si la desproporción en el tratamiento informativo, analítico y valorativo de los acontecimientos termina por resultar útil a la causa de los asesinos?
El cruel asesinato del policía Puelles ha producido docenas de páginas en todos y cada uno de los diarios españoles -impresos o digitales-, ha completado los informativos de la radio y, en las televisiones, incluso en las públicas, han llegado a ofrecerse las morbosas imágenes de la víctima en el dramático momento en que las llamas producidas por la bomba lapa consumían los últimos instantes de vida de tan valeroso servidor del Estado. Me parece un caso de sobredosis informativa y bueno sería que, cuando menos, el asunto convocara alguna reflexión en los órganos de representación profesional.
Informar de los hechos no es, ni tiene por qué serlo, una desmedida abundancia en sus detalles y, menos todavía, en los que hieren la sensibilidad de los menos sensibles. Ello es, en lo que se refiere al terrorismo, una forma inconsciente -¿irresponsable?- de colaboración: una manera de amplificar los efectos expansivos de los explosivos y, al final, de contribuir a la propagación del terror, el gran objetivo de estas bandas amenazadoras y sañudas, profesionalmente asesinas y políticamente erráticas y deplorables."

miguel angel de uña dijo...

Estimado Anónimo: leo con detenimiento el artículo de Martín Ferrand. Creo que obvia el tipo de cultura dominante, sobre todo entre los que tienen menos de cincuenta años, y ya han nacido con la Tv encendida en su casa. La cultra actual, viene determinada por lo visual, por la práctica incapacidad para lo narrativo. Lo advierts cuando das una clase: sino lo haces con el apoyo de diapostivas, videos...tienes prácticamente asegurado el aburrimiento de una parte significativa de los discentes. Hoy, una narración como la que hace Victor Hugo de la batalla de Waterloo, Tolstoi de la de Smolensko o Borodino, ¿ qué decir de D. Benito el "garbancero"?, dan lugar a interminables bostezos en la mayor parte de los adeolescentes que se atreven con sus novelas, a la misma edad que con fruición, nos entregamos a ellas. Lo visual, exige de forma casi consustancial, lo morboso. La imagen de la sangre corriendo sobre la cara lívida de la chica iraní, será más grave para el régimen, que mil narraciones de los mejores periodistas de la prensa mundial. Podemos multiplicar hasta el infinito, este hecho. Por ello, considero que la polémica es precisa, pero la doy por antemano por perdida.

Respecto al tema que Ud. plantea con reiteración. Espero que los órganos de UPyD actúen justa y democráticamente en el caso de Javier Carroquino. No sólo por la exigencia de la propia UPyD y su ideario, sin porque es una exigencia constitucional. Tenga también por seguro, que si tengo dudas sobre la legimitidad de lo que se determine, también lo haré público, en primer lugar ante los propios órganos del partido. Gracias por su interés.

Anónimo dijo...

Hola Sr.de Uña,no encuentro en su página comentario alguno sobre Alfoso Sastre, me gustaría saber su opinión.Gracias

miguel angel de uña dijo...

Estimado Anónimo. Alfonso Sastre ha demostrado que la ideología es la castradora del pensamiento.Heidegger o Sartre fueron ejemplos vivos de mi tiempo. A partir de ese comentario, decir que no he leído el artículo completo, pero que por lo que he leído, no hay una amenaza más allá de la generalización, demostrativa de la ausencia de piedad, la virtud humana por excelencia. No es un dicurso separado del que en su momento pudieron hacer los nazis o el estalinismo más preclaro. Pero tal vez no sea perseguible por la justicia, y me alegra porque lo que menos precisamos en este país, son mártires y menos de su calaña.

Anónimo dijo...

Todo pensamiento consiste en la formación, actualización y revisión de unas creencias. Todos tenemos una ideología. Lo que nos diferencia es que algunos lo admitimos, la conocemos y la revisamos críticamente, y otros no: Stalin (se acuerda usted del "marxismo científico", Sr. de Uña?), Franco (ah, esa España sin ideologías, qué tiempos....) y upd, que es un partido "transversal" y que, por no tener ideología, no tiene ni programa.
Eso sí, votar sí que votan en los parlamentos donde están, pero no rinden cuentas a ningún militante ni a ningún programa de lo que votan. ¡lo que diga la rubia! Como con Franco: Franco quería lo mejor para los españoles y Díez también, son gente de buena voluntad (no como Sastre), ¡para qué queremos ideologías, programas, documentos escritos! Mejor confiar en las personas.

Hablando de Alfonso Sastre: yo aportaría a que él pensaría de usted lo mismo que usted piensa de él. Como no podía ser de otra manera.

Con "animus injuriandi",
El "tocapelotas"

Anónimo dijo...

Upd sobre el proyecto que va a eliminar la propaganda de la televisión pública. Poniendo, como no podia ser de otra manera, los intereses de los televidentes y de los contribuyentes en primer lugar (por favor, aprecien la fina ironía):
"se pretende introducir un nuevo modelo de televisión pública no sólo con una nueva y discutible financiación, sino que limita el papel del ente público en el mercado al excluir la emisión de eventos deportivos y películas de estreno e introducirá efectos directos e indirectos en la televisión pública y privada, en el sector de la publicidad y la producción audiovisual y en empresas y sectores productivos estratégicos ajenos al mercado de la televisión, como son los operadores de telecomunicaciones"
"tampoco se han escuchado las reivindicaciones de los sindicatos de la Corporación, empresas anunciantes y agencias de medios y publicidad, y tampoco se han tenido en cuenta los informes del Consejo de Estado y de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, particularmente por el riesgo laboral añadido al sector en plena crisis económica, con 13.000 empleos directos estimados en peligro."

Pues nada, muy bien, ya sabemos de qué lado está upd: del de las empresas de publicidad, los espectáculos deportivos con sus fichajes millonarios, las telecos y el sindicato de rtve. Bueno es saberlo.
El "tocapelotas"

miguel angel de uña dijo...

Estimado Anónimo. Todos tenemos ideología. Pero no todos estamos aplastados por la ideología. Someterla a la crítica, y con ello facilitar la transición, el cambio, es lo que garantiza la libertad de pensamiento y de expresión, individual y colectiva. Yo no se la niego a Sastre y me echaría a la calle si un fascista le pegara un tiro en la nuca. Él no lo haría por mí, si un etarra me lo pegara a mí. Esa es la diferencia entre él y yo, entre tener ideología, la tengo, y estar aplastado por ella, el caso de los Alfonso Sastre que tanto abundan en sociedades carentes de libertad, como es el caso del País Vasco . Un saludo.

sergio lomero mavilla dijo...

ablando de politica alguien me puede dar alguna idea que sirba para salir de la crisis,pues es vergonzoso estuve 3 semanas de volontario en un banco de alimentos de cruz blanca y cada vez mas familias acuden a buscar alimentos por no poder nutrirse a causa de la crisis economica laboral.,alguien que entienda de politica me puede dar alguna idea de como puede remitir esta crisis y cuando remitira mas o menos si alguien entiende de politica y desea contestar le estare agradecido gracias soy sergio lomero mavilla